Para la mucosa inflamada e irritada puede ser útil utilizar sustancias que la ayuden a defenderse de los agresores y que le permitan recuperar rápidamente un estado saludable.

El estado de congestión e irritación de la mucosa, típico de los resfriados, de las rinitis alérgicas y sinusitis, agudas y crónicas, puede beneficiarse del tratamiento con combinaciones de sustancias vegetales, las cuales, al proteger la mucosa nasal, reducen la irritación y favorecen su proceso de regeneración.

En las infecciones víricas y bacterianas, o por el contacto con otras sustancias irritantes o alergénicas, la mucosa resulta «agredida» y dañada. Por lo tanto, una intervención terapéutica útil es la protección de la mucosa del contacto con aquello que la daña.

Con este fin pueden utilizarse complejos moleculares vegetales, extraídos y elaborados adecuadamente, que son capaces de adherirse a la mucosa y formar una película protectora frente a los agentes irritantes, desempeñando en la práctica un “efecto barrera”.

Aboca